Programa de Sal Yodada

y Fluorurada

 
 
   

El programa de yodación y fluoración de sal para consumo humano, promueve el establecimiento de un sistema integral de prevención, que permite el abatimiento de las enfermedades bucales y bocio, enfermedades de más alta incidencia en nuestro país. Y para llevarlo a cabo se requiere de múltiples acciones de fomento sanitario, dirigidas a productores, procesadores, distribuidores mayoristas, distribuidores minoristas y consumidores de sal, a fin de que conozcan el tipo de sal que la población debe consumir, conforme al listado de municipios donde se debe distribuir sal yodada por contener el agua de consumo humano concentraciones de flúor igual o mayor a 0.7 mg./lt.

 

Con el presente programa se pretende cubrir a todos los municipios con más de 15,000 habitantes, destacando la toma de muestras de sal en puntos de venta en plantas productoras y envasadoras, así como el seguimiento a aquellos municipios con tasa de bocio superior a 1.5 por cada 10,000 habitantes.

 

Objetivo

Establecer los lineamientos que garanticen un buen dictamen técnico, con respecto al conjunto de actividades relativas a la obtención, elaboración, fabricación, preparación, conservación, mezclado, acondicionamiento, envasado, manipulación y expendio o suministro al publico de este producto; así como también el seguimiento sanitario en la vigilancia de adición de estos micronutrientes en la sal, por parte de los establecimientos donde se procesa sal para consumo humano, animal y de uso industrial, fortaleciendo la vigilancia sanitaria para evitar riesgos a la salud de la población consumidora.

 

Lo anterior con el fin de contribuir a la eliminación de enfermedades derivadas de la deficiencia de yodo, a través de la vigilancia de la adición de este micronutriente en la sal, además de coadyuvar a la disminución de la caries dental por medio de la vigilancia de adición de flúor.

 

Sonora es uno de los estados del país donde se distribuyen los dos tipos de sal. Son 18 municipios en los que sólo se debe distribuír y consumir sal yodada debido a que el agua de consumo humano contiene la cantidad suficiente de flúor, en el resto de los municipios debe consumirse sal yodada-fluorurada.

 

Antecedentes

• En 1988, el Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Control Sanitario de Actividades, Establecimientos Productos y Servicios, estableció la yodación y fluoruración de sal.

• El programa de verificación de la adición de yodo a la sal para prevención de bocio endémico inició en 1991.

• En 1992, el programa empezó a vigilar la fluoruración del producto.

• Los diagnósticos obtenidos indicaron la ausencia de ambos en la mayoría de las muestras.

 

Normatividad

• Norma Oficial Mexicana NOM‐040‐SSA1‐1993, Productos y servicios. Sal yodada y sal yodada fluorurada. Especificaciones sanitarias, publicada el 13 de marzo de 1995, y modificada el 23 de septiembre de 2003.

• Elaboración y difusión del “Listado oficial mediante el cual se dan a conocer las áreas por entidad federativa donde no debe comercializarse sal yodada fluorurada”.

 

Etiquetado:

  •  Franja roja: sal yodada fluorurada
  •  Franja amarilla: sal yodada

 

Alcance

• El Proyecto de Sal Yodada tiene cobertura nacional, con la participación de las autoridades sanitarias federales y estatales, en el ámbito de sus respectivas competencias.

 

Funciones

Coordinar las actividades de muestreo con las unidades de control sanitario, así como también establecer con el Laboratorio Estatal de Salud Pública, los mecanismos de coordinación para el envío y recepción de muestras y dictamen del resultado de los análisis.

Organizar reuniones con Salud Bucal y Laboratorio Estatal de Salud, para actualizar información y ver la problemática.

Formular calendario mensual de muestreo de sal por unidad de control sanitario.

Vigilar que cada unidad de control sanitario cumpla con el muestreo de sal según calendario.

Vigilar que tanto Laboratorio de Salud Pública del Estado como también la Dirección General de Protección Contra Riesgos Sanitarios entreguen en tiempo y forma los resultados de análisis de las muestras enviadas por las unidades de control sanitario.

Dictaminar los análisis de muestras de sal, capturar, imprimir y formular los paquetes dictaminados.

Vigilar que estos dictámenes lleguen al interesado, por medio del archivo de acuse de recibo de estos documentos y que se les de seguimiento.

Elaborar el reporte mensual de muestreos para su envío a COFEPRIS vía intranet.

Ordenar visitas de verificación y tomas de muestras fuera de calendario, en establecimientos y servicios vinculados con el proceso de elaboración de sal.

Elaboración de oficios, circulares, memorándums, trípticos y demás documentos relacionados con el programa de sal yodada y sal yodada fluorurada.

 

Acciones de vigilancia sanitaria dirigidas a

 

*     Productores

*    Procesadores

*    Distribuidores mayoristas

*    Distribuidores minoristas

*    Consumidores

 

Funciones de la Unidades de Control Sanitario

v       Muestreo de acuerdo al calendario mensual.

v       Visitas de verificaciòn a plantas salineras, aplicando acta de 90 puntos y cuestionario anexo.

v       Vigilar que los dictàmenes lleguen al interesado.

 

 

MUNICIPIOS DE SONORA DONDE SOLO SE DEBE CONSUMIR SAL YODADA (Y) 

  • Agua Prieta
  • Pitiquito
  • Bavispe
  • Puerto Peñasco
  • Caborca
  • General Plutarco Elìas Calles
  • Empalme
  • San Luis Rìo Colorado
  • Fronteras
  • Santa Ana
  • Guaymas
  • Trincheras
  • Imuris
  • Tubutama
  • Hermosillo
  • Villa Pesqueira
  • Magdalena de Kino
  • Yècora